.

lunes, 19 de enero de 2015

Comparsa, ¿qué te pasa?

 

Tercera noche de Falla de la temporada, tercera sesión de la fase clasificatoria de este Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz, el COAC 2015. Hacía ya días que no llovía, y este domingo 18 de enero ha caído todo el agua, o más, sobre la ciudad. Alguno ya sospecha del efecto llamada de algún ortavillita…
Domingo pasado por agua, con su noche más calientita de las preliminares a priori, si atendemos a que las entradas se agotaron en horas. Sesión con dos comparsas de champiñón: ‘La comparsa rosa’, dándole un repasito a la tele y a la sociedad que se atonta frente a ella; y el esperado regreso, tras un año de pataleta en barbecho de gira por media Andalucía, de Juan Carlos Aragón con ‘Los millonarios’, infundiendo buen rollo con un grupo de aúpa y una pluma que no hay que descubrir. Pero cuando los bostezantes ya estaban pensando en pikolín, cerrando la puerta se cuela una metacomparsa de chavales y te obliga a retorcer todo el cronicón, la foto y el titular, con una actuación magistral, sacando los colores a la modalidad, haciendo reír al personal, y todo con una sencillez abrumadora que… Su nombre, ‘Qué penita de comparsa’, de Iván Romero Castellón. Si hubiera justicia…
El candidato no descansa en domingo, y me vuelve a acompañar en el shentimiento. Shentimiento de tener los pies como garbanzos catorce horas en remojo, después de llevarte desde mediodía con los zapatos enguashisnaos por la gracia de madrugar e ir al Carranza. Y encima te suspenden el partido. Maripuri, dame calorcito, méteme esa publi, y dale a la palanca… que comience este relato, en diferido, de la función.

‘SANLUCAR’, A LA MAR SALADA

Un inusual coro procedente de Sanlúcar, y de nombre homónimo, abre esta caldeada olla a presión dominical, con letra de todo un Luis Ripoll y música de todo un Quico Zamora… “hoy un río viene a Cádi, presumiendo de andalú… desde Sanlúcar, cumpliendo un sueño”. Coro bastante joven, salvando excepciones, de chicas y chicos. Lo que se dice un shanwi mixto, personificación misma del ¿Guadalquivir?; por supuesto, un Guadalquivir descalzo. Cómo le ponen al candidato unos pies sin botos… Metatango el primero, para reivindicar el tango sin sello de procedencia. En la segunda letra, la corriente de este río se quiere llevar lejos a los narcos y a la droga, “sin principio y con final”. No suena nada mal. Cupletillo sobre la expectativa que dicen haber generado, viendo el teatro hasta los topes; luego ya si eso, que el personal se quede a ver al Juancarlosaragón y la comparsa rosa; y otro que recurre al mismo final, con las shavalas ganándose el pase a cuartos. Sin batea ese pupurrí, con la orquesta atrás. Casi una clase de geografía, recorriendo las ocho provincias de la región, y desembocando en la Bahía de Cádi, con su bailoteo flamenco. Ración completa de aplausos que se llevan. DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘LA VERDAD DE LA MENTIRA’, POR DEFINIR

Nombre prometedor el que enarbola la primera comparsita, más femenina que mixta, de la jornada, agárrense a la silla: ‘La verdad de la mentira’, toma ya… desde Isla Cristina, con letra de Sergio Martín y la agrupación y música de Ana María Salas y Ángel Domingo Atienza. Mentiría si dijera que la presentación aclara el asunto, pero la verdad es que no. Y la gimnasta-bailarina, no ayuda, ehh. Estos pierrots aflamencados no lo ponen fácil. Alta filosofía. Puñalás metacarnavelas en un pasodoble que reivindica la unión en pro de la fiesta, y no malgastar tantas letras en pullitas febreriles, que hay mucho Rajoy al que insultar. No se aplican el cuento, no. La paradoja, niña. Con prisas y todo, se hace laaaaargo. El segundo pasodoble, tras doscientascatorce estrofas, deja entrever que se lo dedican a la figura de la agüela, “mi segunda maaaaaadre”. Dos cupleses, dos, meras excusas para entonar ese estribillo. Debe existir por ahí una aplicación tipo googletranslate que te cocina popurrises añadiendo cinco o seis conceptos, y sale lo que sale. Sinceridad, ante todo, dice el candidato. Uno bueno para hablar de sinceridad…
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘LOS CORTES DE CÁDIZ’, POR LOS PELOS

Una peluquería de las de antes. En ella nos colamos de la mano del primer cuarteto del año, ‘Los cortes de Cádiz’, de Cádiz. Con letra de Manuel Pereira y música de José Francisco Butrón esta peluquería Tortellini, con el dueño mitad italiani, mitad gadita. Y entra ¡¡¡un cliente!!! en la parodia, el batería de Aironmaiden; y otro, Eduardomanosestijeras. Aconsejan modennizar el negocio… “yo que le he cogío la cola al del Podemos…”. Pélalo ya, gritan desde el gallinero… afú… Y se mira en el espejo tras el corte corte, “me encanta por detrás… otra vez me has recordado a mi novia Maríadelmar”. Les cae un kilo de aplausos en los cuplés, el segundo se apoya en el primero: en definitiva, el shelfie de to la vida, en Cádi se ha llamado paja; la parienta le dejó con el calentón y “me tuve que hace un shelfie”. Un atracador en el tema libre. Un puntillo el piedra, papel, tijera. Termina entregándose, “ya me puedes llevar con la Pantoja”. Con altibajos, mejoran poco a poco. Respetable cuarteto, medio-incomprendido, opina el candidato, y pese a Maríalayerbabuena.
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘LA COMPARSA ROSA’, TU TELE

Se vuelve a encender el respetable ante la inminente aparición en escena de ‘La comparsa rosa’, de Cádi, finalista el pasado COAG, entonces de negro, con Antonio Rivas de letrista y Raúl Cabrera como músico. Y Agustín Correa, el Zoleta, de direstó. Ensillados. En defensa, túyajabe, de los programas Aquíhaytomate, de la tele en general… “media EspÁña está robando, la otra media entretenía…”. Qué dientes más blancos, niña, luce este grupaso. Cómo suena… Con ¿Carmenlanerviosa?, nerviosa, de maestro de ceremonias, desengrasante en tacones. Siempre genial. Un primer pasodoble encorajao… que hoy “no cantan sólo dos comparsas, que cantan seis grupos más… que se calle el fanatismo y el aplauso de mi copla, hoy vayan para todas ellas”. Interpretable, me murmura el candidato. De segunda letra, repaso político-sociá del país… y achuchando al Mariano con “cinco millones de locos”, como el que estrelló el coche en la sede pepera, ante tanta desesperación camuflada en esa propaganda de la recuperación. Mejor. La Belénesteban-hormigonera en el primer cuplé-exclusiva… “se está metiendo rayas de azúca”; y el mamading de moda, en el otro… “Si consigo tus aplausos, ya seré líder de audiencia”. Y de popu, un repaso a “cómo la caja tonta se volvió color de rosa”, a la programación domesticadora y apaciguadora de masas, con informativos y canales que retratan esas dos espÁñas, las “dictaduras de capullos, dictaduras de gaviotas”, programas para que la juventud triunfe de aquella manera, la tercera edad objeto de risa, más fúrbo y fúrbo… y “si gana tu equipo, llega tu felicidad”, y sálvames y más sálvames… “Solo saliendo a la calle se hace la revolución, ni por facebook ni por twitter ni ante la televisión…”, en la cuarteta reflexiva de remate. Ya lo sentenció el Canijo, ehh. Sin duda, los límites entre comparsa y chirigota, buenas, siguen difuminándose. Es lo que me insinúa ese bocata de mortadela.
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘C.A.B.E. LAS MAKIS’, SOMBRA AQUÍ Y… SOMBRA AQUÍ

Te ponen guapa a la Teo y a Rosarillo… bueno, no. Como teloneros del Juancarlo, y para hacer la digestión, la chirigota travestida de Algeciras ‘C.A.B.E. Las makis’. Dentro de una academia y/o salón de belleza, enchicladas. José Antonio Díaz y Marcos Nogueroles firman la letra, y Rafael Mosquera y Celestino López, la música…”no hay nada que con dos brochazos, yo no pueda arreglar”. Con un solo guante, como el Maikeljackson. Una madre demasiado joven protagoniza el primer pasodoble, y pese a todo lo que se ha perdido por ese bebé… “yo lo volvería a hacer”. El segundo podría ser una extensión del primero, siguen los dramas familiares: unos hijos manteniendo a los padres en paro, devolviendo favores, o argo. Loa a los hongos vaginales, y rasca que rasca, en un cupletillo; y la Hellokity pidiéndole tema al Pocoyó en el segundo… “Cómo más disfruto ex foliando, ex foliando”. Monocolor. Peripecias surtiditas de esteticién en el popu, no muy allás, para acabar definiendo la belleza “para mí…”, con voz de macho cabrío; como tú en los mítines, candidato.
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘LOS MILLONARIOS’, HISPTERS CON TIEMPO

Y llegó el momentazo del retonno, el regreso del Juancarlosaragón, tras el kitkat del pasado año, cuando no pisó el Falla, pero sí estuvo presente en el 98,4% de letras y mentes. Rectificar es de sabios. Repican las campanas. Los colaos rebuscan huecos donde no los hay. La temperatura ambiental sube, al ritmo de ¿Martínezlares?… Bablé anuncia a ‘Los millonarios’, y caen dos o tres desde el paraíso, inestables… ¿Losoptimistas dos?, ¿un remake de la chirigota del Love?, me pregunta el candidato intranquilo. “Yo de pobre tengo poco… de los dos, tú eres el pobre… que la vida no se vive a tu manera… el tiempo es oro, y ese oro es el que tengo yo… y esa eeessss, mi fortuna…”. Si novedades, hay que paladear esa presentación y exprimir verso a verso, con el añadido del violonchelo del Tron. Y tras la explosión, se hace el silencio, el mundo mundial espera ese pasodoble de enmienda… “nadie valora el tesoro que tiene hasta que lo empieza a perder… No pido perdón por faltar a mi templo… y si voy a volver, lucharé desde dentro… que no te vuelvo a dejar, ay carnaval, ay mi teatro…”, la tragedia no es que faltan dos comparsas, “sobra tanta mafia que las ganas te las quita”. Esas paradiñas, te ponen tontorrona, niña… De segundo pasodoble, retratando la EspÁña actual, y resaltando el “grito de la gente… ya está llegando la hora, que el miedo cambie de bando y termine la escoria de nuestro país, igual que nosotros”. Tranquilamente podría estar patrocinado por Podemos, o viceversa. De cupleses, uno fálico, marca de la casa, con toquesito a los Carpapapa, compañeros de aventura el pasado año, y el que reparte y comparte…; y otro medioqué, cambiando el cromo entrerrejas del Paquirín por la Pantoja… “Porque aquí los millonarios, siguen siendo unos ladrones”, con segundas y terceras, ese estribillón. Sin estridencias, suena estupendo el renovado grupo en ese pupurrí ¿corto? O ¿es que se hace corto?… “tírala, la vida tuya tírala… Ojalá fuera yo millonario y pudiera escoger a la luna como lámpara única… O este pueblo enseña los dientes, o esta farsa será verdadera”, en la cuarteta refinitiva, concienciadora, y con alegría, amarga y esperanzadora, revolucionaria diría sin exagerar, al mismo tiempo, como la mayor parte de la actuación; desemboca todo en ese final interruptus, y no tengo nada más que decir. Quizá es que Juancarlo ¿ya lo ha dicho todo?
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘LO QUE ME PIDE CADIZ’, LEJOS DEL PALILLERO

“Cuando este teatro se queda vacío, es que la comparsa de Juancarlo se ha ido”, jeje. Se presenta la chirigota de Santoña, ya una fija en este concurso. Siempre agradable, en su peculiar estilo norteño, conociemo más de Cádi que bastantes gaditanos. Dando la lata, con el nombre ‘Lo que me pide Cádiz’. Sí, son latas de anchoas. Eloy Manuel Ortiz y José Ángel Valle, detrás de letra y música. Pescando en el primer pasodoble… “se creen que soy gilipollas, que no tengo memoria… y tienen razón”. Todos a votar a los peperos, otravé. Y ciertamente críticos se muestran con la iniciativa puesta en marcha meses atrás que rejunta a autores punteros con aficionados, previo pago. En la segunda letra recomiendan gastarse ese dinero en cañas en la Peña Nuestra Andalucía, a un euro. Un cupletillo para el Juancarlo, que este año “sí se ha dejao el pellejo”, y otro con la Belénesteban ensanchando… “Donde no me vas a ver… es cerca del palillero”. El estribillo es un puntaso, candidato, no me digas que no. Y ese popurrí, quizá lo más endeblito del pase, nos sumerge en la fábrica de latas de anchoa, y conocemos el proceso de elaboración cuarteta a cuarteta, con altibajos. Y con aceitunas.
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘QUÉ PENITA DE COMPARSA’, DÓNDE VA CON TANTA PÚA

Y de remate, golazo por la escuadra de la comparsita con sabor a cuarteto, con sabor añejo, tan sencilla, tan empática, tan de Cádi. Iván Romero Castellón firma letra y música, sí, el mismo de los cuartetos de los niños… y vaya, vaya, vaya con ‘Qué penita de comparsa’… “Veinte años escuchando lo mismo… comparsa, qué te pasa… dime dónde están los pasodobles, dónde han quedado la letra, la pluma libre y valiente, dónde están los poetas… a veces para ir para adelante, no hay que mirar al futuro, hay que mirar para atrás”. Declaración de principios en una presentación que ya deja ver que esto no es una comparsa, es una metacomparsa, y con la que te ríes más que con todas las chirigotas juntas que han pasado de momento por estas tablas. Shavales ensayando le piden consejo al padre, un veterano de la fiesta: “no puede durar más la púa que el pasodoble”, por ejemplo, jeje. Reivindicando la cantera, desde la cantera en el primero… “hoy no me pienso callar, quién eres tú para hablar así de nuestra cantera…”. Directo a los que derrotan sin saber de los que vienen de juveniles, cuando los grupos punteros se nutren de muchos de ellos, aunque no los conozcan naide. Y cambio de vestuario, fuera fantasía. “Cuatro verdades” en el otro pasodoble: para un trabajo en el Mercadona te exigen cuatro carreras, “y pa político en EspÁña no hace falta ni FP… ponte un traje de chaqueta, échale un poco de jeta, y acabarás presidente”. El palito de los shelfies y el largo del coro del Luisrivero, en todos lados, en la tanda de cupleses… “A mí me gustan los tríos, pero no de carnavales”. Sacando los colores a la modalidad y a quienes viven de ella casi en cada frase. Y las cuartetas del popurrí, engarzadas igualmente con ese diálogo con el opá, esa charla maestro-alumno, y explotan las carcajadas. Duele la dedicada al compañerismo en la comparsa… “aquí no existe el compañero, solo existe el rival”. “Para cambiar la comparsa, hay que hacerlo desde Cádiz… échale cantera, que es el futuro de los carnavales, ya verás que bonita la comparsa que te sale”. Sopresón insospechado. Pelotaso, en to la cara. Me pongo de pie. Las 2.03 horas. Baja el telón. ¿Alguien se acuerda ya del Juancar… cómo era? El candidato llora de alegría… digo, de alergia. Alergia a los finales felices. Pues ya ves, una madrugada que nos vamos a la cama, sin pijama, más despierto y contento de cómo empezamos este cronicón sin intros. Abro el libro de citas célebres que todo bípedo lleva consigo y me encuentro que Sófocles dicen que dijo: “La alegría más grande es la inesperada”. Quesito para el caballero.
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

diariobahiadecadiz

    Cambia a
  • O
  • para compartir sus Comentarios
No hay comentarios:
Write comentarios