lunes, 27 de febrero de 2017

Un Majara ‘abre’ el Carnaval: “cuando canta Cai el tiempo se para”

 

pregonpedroeldelosmajarascadfeb17-eu1Tras el mes de concurso de agrupaciones en el Gran Teatro Falla, y el colofón de la gran final, Cádiz ya está de carnaval oficial, el de la calle, hasta el 5 de marzo, más la propina del carnaval chiquito, un domingo después. En la tarde-noche del sábado desde el tablao de la plaza de San Antonio, se abría formalmente la fiesta con el pregón mirando a la Bahía protagonizado por un veterano, Antonio Rico Segura, ‘Pedro el de los Majaras’, tomando el testigo del incomprendido Pablo Carbonell. Un acto sin alardes, pensando en Cádiz y en el gaditano de la provincia más que en el turista y visitante, dominando la copla y la sencillez.

“Estoy más nervioso que la misma leche. Llevo sin dormir dos meses, desde que el Kichi me lo propuso”, reconocía el portuense excesivamente concentrado en no perderse entre papeles en diferentes partes del acto, siguiendo el guión pero también con muchos momentos de espontaneidad (“aplaudir fuerte y luego tomarse lo que queráis que yo lo pago; si yo hubiera sido pesetero, Julio Iglesias era mi mayordomo; me tenéis que invitar a mi que tengo una paga mu baja; contratarme la antología”) y minutos de emoción (al acordarse de amigos que ya no están, de su hermana “malita”, o el tema que le cantan sus hijos mellizos).

Pedro el de los Majaras, con 74 años de edad, es el alma de la comparsa de El Puerto conocida como de Los Majaras, a la que lleva ligado décadas. Debutó en el concurso en el año 1962, con ‘Fantasía de bandoleros’. Desde entonces, numerosas agrupaciones, premios y reconocimientos, como el antifaz de oro que recibió el año 1993. ‘Los sénecas’, ‘Los hindúes’, ‘Los galanes’, ‘Los charlots’, ‘Alegrías de Cádiz’, ‘Raza Mora’, ‘Los simios’, ‘Cantares’, ‘Israel’, ‘Leche picón’, ‘Caballos andaluces’, ‘Los del Puerto’, ‘Marinero en Tierra’, ‘De verde luna’, ‘Medio siglo’… o su última presencia en las tablas del Falla este mismo año con ‘El ojo de Cái’, con un tipo fallido y que ha dado mucho de qué hablar.

“Las músicas nacen para que las letras digan cosas, pero si los repertorios no se cantan poniendo el alma, no se clavan en los corazones del pueblo”, una de las sentencias de Pedro en el remate de su perorata (con el auxilio de Luis Galán detrás), y que marca un pregón (también auto-homenaje al propio comparsista, sonando a despedida y dejando caer que quiere un adiós como el de Antonio Martín) con más copla que texto: “cuando canta Cai el tiempo se para, es lo que hay: estamos majaras”, se empeñó en hacer corear a los miles de asistentes al inicio.

Se oyen gaviotas, oleajes, ambiente de puerto pesquero y los tres toques de sirena del naufragado Vaporcito del Puerto, el Adriano Tercero resurge de su olvido y atraca en un escenario transformado en el muelle de Cádiz, comandado por el Majara; desde la proa lanza su proclama: “a Cádiz por el mar siempre se entra / y ojalá que algún día, sea en el Vaporcito. / Esta noche es noche de emociones, / con más nervios que el primer pasodoble. / Traigo cariño, corazón, y equivocaciones / que seguro son perdonables. / Tuve dos bautizos: / el del cura y el del pueblo. / Me conocen porque canto enseñando las manos / buscando el abrazo de todos los gaditanos”.

“Esta noche mi sueño es que el mundo se entere / que Cádiz es la madre de la libertad / y esta noche las coplas serán patrimonio / proclamando mi voz, hoy en San Antonio… / que sí, que en Cádiz ya es Carnaval. / Que suenen los tangos mañana en la plaza / que cada cañón de cada esquina / dispare las letras de las comparsas / que no haya rincón ausente de risas / gracias a un cuarteto, rey de la gracia. / Silencio, pianito, la calle se calla / la magia se acerca, hagamos un hueco / ¿lo oyes? Es el tres por cuatro, / respeto a los reyes, son los chirigoteros”, pregona Antonio, apoyado por coplas interpretadas por la comparsa de Tino Tovar y el grupo de la chirigota del Love.

Pero Pedro (igualmente respaldado por una antología y por sus hijos), no se resiste a lanzarse a cantar en solitario en varias ocasiones: “algo me entra en el cuerpo / cuando escucho un piano. / Me convierto en coplero, / y me asaltan recuerdos. / Lo siento, pero no me contengo, / que don Carnal me perdone, / si ahora me atrevo / cantando una copla / que siempre he cantado / pa mis adentros”. Entre los temas, ‘La bien pagá’.

Y llegan los recuerdos (también a toda la provincia y a los compañeros que ya no están) del Carnaval del ayer, “que nadie se ofenda, / si quiero recordar / que con cualquier prenda / se hacía un disfraz. / Un pito de caña, / una casapuerta, / coplas con gracia / burlando pobrezas, / gente en silencio / dispuesta a escuchar / aplausos inmensos / en cada final. / Las calles repletas / de magia especial, / eso, picha, eso, / eso era Carnaval. / Que vuelva de nuevo, lo pido por dios, / que en Cádiz la fiesta no es un botellón”.

Recibiendo el saludo desde la distancia de El Selu de El Barrio / FOTO: Eulogio García

“EN CÁDIZ SABEMOS PONER LOS VELLOS DE PUNTA”
En el remate, llega la prosa: “es el momento de hablar con el corazón, y que la poesía sea para los pasodobles. Sinceramente, el honor que siento hoy lo quiero compartir con tantísimos compañeros de Cádiz, de El Puerto, de La Isla, de Chiclana, de toda la provincia… Es un orgullo que un tenor de comparsa como yo disfrute de este momento. Las músicas nacen para que las letras digan cosas, pero si los repertorios no se cantan poniendo el alma, no se clavan en los corazones del pueblo. Cuando un grupo canta con rabia, es porque siente lo que canta. Esa rabia no puede perderse, ese coraje a la hora de cantar es la que nos hace distintos al resto del mundo. En Cádiz sabemos poner los vellos de punta y a los dos minutos demostramos que somos los más rebeldes. Somos únicos, somos una patria distinta, somos la patria gaditana”.

Un pregón que se cierra con la interpretación entre todos del mítico pasodoble ‘Un cuatro de diciembre’: “hace cuarenta años el Carnaval quiso dejar claro que era de Cádiz, de la Bahía y sobre todo… el lamento de Andalucía”, con papelillada de colofón; y de propina, a petición popular, de aquella letra del taxista de ‘Los simios’. Durante la noche, suenan además otros de comparsas recordadas de los Majaras.

El acto contó asimismo con la siempre simpática e irreverente aparición del Libi, haciendo de Pedro en ‘Israel’ (“yo no voy a pedir que os levantéis, yo os pido que echéis currículums… como el Falla, lo aplaudís todo… dime que estoy como Florinda chico en sor Citroen, a todos los pregones vengo de extra…”); y las colaboraciones de Sandra Cabrera, Rubén López y Las Carlotas; y el saludo por video de Selu de El barrio, Ecos del Rocío y de Javier Ruibal. DIARIO Bahía de Cádiz

http://www.diariobahiadecadiz.com/noticias/cadiz/un-majara-abre-el-carnaval-cuando-canta-cai-el-tiempo-se-para/

    Cambia a
  • O
  • para compartir sus Comentarios
No hay comentarios:
Write comentarios